jueves, 25 de enero de 2007

El rugido del ratón

Posted by Fleder Krist 11:02, under | 1 comment

Yo de nuevo. Otra vez vuelvo a hablar de fútbol.
Hoy quería contar uno de los sucesos más sorprendentes en la historia del fútbol moderno: La victoria de Grecia en la Eurocopa del 2004. Ahora procederé a hacer un resumen del torneo y por qué lo considero la mayor sorpresa de la historia del fútbol a nivel selecciones.

PREVIO:
Antecedentes: El seleccionado nacional de Grecia era un virtual desconocido antes de comenzar la Eurocopa.Su experiencia en competiciones internacionales era realmente MUY pobre. Sólo una participación en la Eurocopa del 80 (0-1 con Holanda, 1-3 con Checoslovaquia y 0-0 con Alemania Occidental) y una en la Copa Mundial del 94 (0-4 con Argentina -el día del último gol del Dié con la sele-, 0-4 con Bulgaria y 0-2 con Nigeria). Sumando, un solo punto y un solo gol en 6 partidos. Y esta Eurocopa no parecía tener demasiada diferencia con las anteriores competiciones. Grecia ganó su grupo clasificatorio, superando por un punto a España. Y fue sorteada en el grupo A de la Copa, con el local Portugal, otra vez España y Rusia. Sólo la debutante Latvia tenía un grupo más complicado por delante (República Checa, Holanda y Alemania). Las casas de apuestas les daban un improbable 100 a 1 (Dan ganas de volver en el tiempo y jugarme un sueldito a los muchachos de Rehhagel) si ganaban el torneo.
El equipo: El equipo era un grupo de desconocidos para el espectador promedio de fútbol. De los 23 jugadores, sólo 8 jugaban fuera de Grecia y, salvo Karagounis (Inter) y Dellas (Roma), ninguno en equipos grandes de Europa. Los más conocidos eran Nikolaidis (Atl. Madrid), Vryzas (Fiorentina) y Giannakopoulos (Bolton). La unidad del grupo tampoco era la mejor, ya que había cierto conflicto con Nikolaidis, convertido prematuramente en dirigente del AEK Atenas y el resto de sus compañeros. Al mando del equipo, estaba Otto Rehhagel, un viejo zorro de la Bundesliga, con 14 años de experiencia al frente del Werder Bremen y algunos más en el Bayern Munich y el Kaiserslautern. Grecia era su primera experiencia al frente de una selección.

EL TORNEO.
Zona de Grupos: Como ya dijimos, Grecia había sido sorteada en el grupo A. Debutaba en el torneo ni más ni menos que en el partido inaugural con el anfitrión Portugal. Y la sorpresa empezó a fabricarse a los 7 minutos, cuando Karagounis abrió el marcador para los griegos. Basinas aumentó a los 51, con un penal y sobre el final descontó Cristiano Ronaldo. Victoria 2-1 y a esperar a España. El gran candidato a quedarse con el grupo se puso en ventaja con un gol de Morientes en el minuto 28, pero un pelotazo largo tomó mal parada a su defensa y Charisteas logró el definitivo 1-1 en el minuto 66. Grecia sumaba 4 puntos y sólo necesitaba un empate con Rusia, ya eliminado, para clasificar. Pero los rusos sorprendieron con dos goles en los primeros 17 minutos del partido y Grecia se quedaba afuera. Pero Vryzas descontó antes del final del primer tiempo y Portugal superó a España, lo que les dio a los "Rehhagel boys" un pasaje a la segunda ronda por cantidad de goles a favor (4 contra 2 de España).
Segunda fase: Al obtener el segundo puesto del grupo A, les tocaba enfrentar al primero del grupo B en cuartos de final. Y ese equipo era ni más ni menos que el campeón defensor, Francia. Thuram, Lizarazu, Pires, Makelele, Zidane, Henry, Trezeguet... Terribles nombres, pero no pudieron frustrar a la férrea defensa griega. En el segundo tiempo, un centro desde la derecha encontró en el área la cabeza del goleador Charisteas y a cobrar. 1-0 para Grecia. Así terminaría el partido, con victoria griega sobre un equipo francés que no era el mismo de hace algunos años. Era el turno de enfrentar en semifinales a la poderosa República Checa, que venía de hacerle 3 a Dinamarca. Otro equipo plagado de nombres que no pudo vulnerar la defensa griega. Los checos tuvieron muchas oportunidades, pero fallaron y luego se quedaron sin Nedved, su jugador más emblemático. Grecia recién se dedicó a atacar en la prórroga, a pesar de haber tenido chances durante los 90 minutos. Y cuando el primer tiempo de la prórroga se moría, un córner de Tsartas encontró en el primer palo la cabeza del líbero Dellas y fue gol griego. 1-0 y el mundo futbolístico empezaba a creer que el "milagro griego" era algo más que una probabilidad. (Los puristas lo veían y se tiraban de los cabellos). En la final, enfrentarían a un viejo conocido: El anfitrión Portugal. Una vez más, los nombres chocaron con los hombres y la valla griega siguió siendo impenetrable para los intentos portugueses. Y otra vez desde un córner, llegó el gol griego. Centro al primer palo, y apareció el goleador del equipo: Angelos Charisteas, que le ganó a su marcador y a la mala salida de Ricardo y decretó el único gol del partido. Una vez más, Grecia cerró el partido luego de anotar y los intentos de su rival de turno fueron estériles. Así se completó una de las proezas futbolísticas más grandes a nivel de selecciones, sorprendiendo a todo el mundo y decepcionando al Estadio da Luz, que esperaba una victoria portuguesa.

POST-TORNEO
Análisis del equipo:
El equipo que armó Rehhagel para lograr lo increíble fue este: Nikopolidis; Seitaridis, Dellas, Kapsis y Fyssas (Venetidis); Karagounis (Giannakopoulos), Basinas, Katsouranis y Zagorakis; Vryzas (Nikolaidis) y Charisteas. El equipo se basaba en la seguridad del arquero Nikopolidis, el central Dellas y el volante Basinas. Adelante Charisteas era un delantero tipo torre y Vryzas se movía un poco más por el frente de ataque. También se destacaban las subidas de Seitaridis por la derecha y el aporte en el medio de Theo Zagorakis, considerado el mejor jugador del torneo por la UEFA.
Por qué es una sorpresa tan grande? Está en un podio con otros dos resultados inesperados en el mundo del fútbol: El Maracanazo y la victoria de Dinamarca en la Eurocopa del 92. Por qué les gana a ambas? El primero fue la victoria de Uruguay sobre Brasil en la final del mundial de 1950. Pero Uruguay no era un equipo cualquiera, había sido el primer campeón mundial. Lo sorpresivo sería que ganaron como visitantes ante un estadio lleno de fanáticos rivales. Lo de Dinamarca fue sorpresivo, ya que no habían clasificado en su grupo y fueron invitados por razones políticas (La Guerra de los Balcanes destrozó a Yugoslavia, que era el clasificado natural). Así y todo, los daneses se alzaron con la Euro ganándole a Alemania en la final. Pero una vez más, Dinamarca no era un desconocido. Tenía 4 medallas olímpicas de fútbol, había llegado a la semi de las Euros 1964 y 1984 y había dado una sorpresa al aplastar 6-1 a Uruguay en el mundial de 1986. Pero la fuerza de este batacazo es que, como mencioné antes, Grecia era un virtual desconocido en el mundo del fútbol. Por eso es la mayor sorpresa a nivel selecciones en competiciones internacionales oficiales.
El futuro de Grecia:
Luego del éxito, a varios jugadores les llegó la hora de emigrar: Seitaridis, Zagorakis, Basinas, Tsiartas, Kapsis, Katsouranis y Lakis se dispersaron por Europa con suerte diversa. Rehhagel se mantuvo al frente de la selección, rechazando inclusive una oferta de su propio país, Alemania. Sin embargo, no pudo repetir el éxito logrado al fallar en la Copa Confederaciones del 2005 (perdió 2 de los 3 partidos y no marcó goles) y al no clasificar para la copa mundial del 2006 (cuarto en su grupo, detrás de Ucrania, Turquía y Dinamarca, aunque sólo a dos puntos del segundo). Hoy por hoy, comparte la punta del grupo C en la clasificación a la Euro 2008 con Turquía (completan el grupo Noruega, Bosnia, Malta, Hungría y Moldavia).
Conclusión final.

A ver, la conclusión final es: El fútbol es probablemente el deporte más impredecible de todos. Sin embargo, que un equipo como Grecia haya ganado una competición tan importante como la Eurocopa (la segunda en importancia a nivel mundial) es realmente sorprendente, ya que no estaba en los planes de nadie. Uno, analizando lo que hizo Grecia a lo largo de su historia, tiende a creer que nunca volverá a repetir ese éxito. Pero, siendo fútbol, uno nunca sabe...
Por otro lado, los puristas dicen que es el triunfo del fútbol amarrete sobre el espectáculo. Puede ser, Grecia no llenaba los ojos de nadie. Pero, la historia de David y Goliat siempre va a seguir atrayendo... y eso sigue siendo bueno para el espectáculo. Además, equipos con mejores jugadores juegan peor que Grecia. Y algunos lo tienen como "sello de marca" (Italia, por ejemplo). Así que... felicidades Grecia! Nadie te puede quitar lo disfrutado...

Fleder.- (acá abajo va el gol del campeonato)

1 comentarios:

En primer lugar, te felicito por el informe, muy completo y mucha info.
Segundo, cómo olvidar esa euro. Me acuerdo de indignarme con los checos (son mis ancestros y siempre hincho por ellos por mas pecho frio que sean) y después sí me puse a hinchar por el fútbol pedorro griego. J.P.Varsky puso esta hazaña a la altura del maracanazo, creo que los dos tuvieron sus méritos, y van a pasar muchos años para que vuelva a acontecer un milagro de este calibre.